25 de febrero de 2013

Yo me llamo, tú te llamas, él se llama…

(También disponible como audiocuento)

Papá está leyendo el periódico y Leo, a su lado, está pintando en su cuaderno con los lápices de colores.

          - Papá, ¿tú tienes nombre?
          - ¡Claro! Como tú, como Tina, como mamá… ¡como Atila! ¿Cómo me llama mamá? ¿cómo me llama la abuela?
          - Te llaman Álvaro
          - Porque ése es mi nombre
          - ¿Y por qué yo me llamo Leo?

Papá ha explicado a Leo que los nombres se ponen por diferentes razones. “Por ejemplo, Tina y tú os llamáis así porque a mamá y a mí nos gustaban mucho esos nombres. Yo me llamo Álvaro porque mi abuelo se llamaba así. Y mamá se llama Violeta, un nombre de flor, porque las violetas son las flores preferidas de la abuela”, ha dicho papá.

          - ¿Y Atila? ¿Por qué le llamamos Atila?

En ese momento, mamá y Tina, que estaban escuchando la conversación, se han sentado con ellos. Mamá ha empezado a contar la historia de Atila, que fue un valiente guerrero que vivió hace muchos, muchos años.

Atila, como si hubiese entendido que hablaban de él, se ha acercado a escuchar atentamente la historia.

“Ya sabéis que recogimos a Atila en la perrera. Cuando su antiguo dueño tuvo que marcharse a vivir a otro sitio no pudo llevarlo con él. En la perrera nos contaron que Atila siempre se portó como un perro valiente. ¡Por eso le pusimos Atila!”, ha terminado mamá. “¿A que te gusta el nombre?”.

Y Atila ha contestado… ¡Guau!

Ilustración: Ana del Arenal

Escucha este cuento
Imprime este cuento

Premio Best Blog

Cuando leímos el comentario de Marga, casi no nos podíamos creer que fuera de verdad y no una historia fantasiosa como las nuestras... Nos han seleccionado para el premio Best Blog!! Estamos encantadas (¿encuentadas?) y queremos dar un enorme GRACIAS desde aquí a http://subidaenmistacones.blogspot.com.es/

¿En qué consiste este premio? Cada blog nominado tiene que contestar a las preguntas que veis a continuacióny nominar a otros 20 blogs para el Best Blog. Éstos, a su vez, contestan al cuestionario y lo publican en un post en su blog y nominan a otros 20. Es una bonita forma, no sólo de premiar, también de conocer otros blogs...

El baúl de los cuentos lo hacemos Laura, Ana y Ainhoa. Y nos ha hecho taaaanta ilusión el Best Blog, que el cuestionario lo contestamos las tres!!

1. ¿Qué te gusta más cocinar postres o platos de cuchara?
Laura: Pasta de todo tipo, ¡adoro la pasta!
Ana: Yo prefiero platos de cuchara. O sin ser de cuchara, pero primeros o segundos platos.
Ainhoa: Postres con chocolate.

2. ¿Qué es lo más importante para ti en una persona: la personalidad o el físico?
Laura, Ana y Ainhoa: ¡La personalidad! ¿Nos os pasa que la personalidad os hace olvidaros del físico?

3. ¿Cuándo empezaste con el blog?
Laura, Ana y Ainhoa: En abril de 2012, hace casi un año.

4. ¿Quién fue la persona que te inspiró para empezar en este mundo?
Laura, Ana y Ainhoa: En nuestro caso la idea surgió en una cena de chicas, en una sobremesa animada. Se nos ocurrió compartir los cuentos que contábamos a nuestros hijos, y Ana tenía ya un blog de decoración con su hermana, así que nos pareció una buena forma de abrir el baúl de cuentos...

5. ¿Sueles seguir muchos blogs o te llegan los seguidores por otras personas que te han conocido?
Laura, Ana y Ainhoa: Las tres solíamos seguir diferentes blogs antes de lanzarnos a esta aventura. El baúl nos ha permitido conocer muchos otros blogs de temática infantil. Los seguidores empezaron por nuestro entorno más cercano (familia, amigos...) y poco a poco se han ido ampliando.

6. ¿Qué te gusta más: cocinar o que te cocinen?
Laura: ¡Que me cocinen!
Ana: Creo que en eso vamos a estar de acuerdo las tres...
Ainhoa: Sí, nos gusta inventar historias más que recetas :-)

7. ¿Comes en casa o en el trabajo?
Laura: En el trabajo.
Ana: Yo también.
Ainhoa: Yo en casa.

8. ¿Sueles hacer recetas de verdura?
Laura: De lo que más hago recetas es de pasta!! Algunas veces con verdura, sí.
Ana: Hago recetas con verdura, pero no más que con otros ingredientes.
Ainhoa: A mí me encanta la verdura, aunque me temo que la cocino siempre de forma parecida...

9. ¿Cuál es tu mejor receta?
Laura: Pasta con champiñones.
Ana: Lentejas.
Ainhoa: Brownie de chocolate.

10. ¿Qué le pides a una persona para que sea tu amiga?
Laura, Ana y Ainhoa: honestidad.

11. ¿Cuál es la mejor película que has visto?
Laura: Me quedo con La vida es bella.
Ana: Una de las que más me ha hecho reír ha sido La cena de los idiotas.
Ainhoa: La mejor no sé, la última fue ayer, Pequeña Miss Sunshine, que quería ver desde hace tiempo. ¡Muy recomendable!

Y aquí van nuestras 20 propuestas para el Best Blog…

http://www.baballa.com/
http://lafactoriaplastica.com/
http://www.escarabajosbichosymariposas.com/
http://www.eljardinrojo.com/blog/
http://www.kireei.com/
http://nobodinoz.com/blog/
http://blog.holamama.es/
http://saraillamas.blogspot.com.es/
http://www.bebestilo.com/
http://www.terrondeazucar.com/
http://www.conbotasdeagua.com/
http://www.grisberenjena.blogspot.com.es/
http://www.teaonthemoon.blogspot.com.es/
http://www.todoparamamas.com/
http://www.macarenabilbao.com/
http://mimamatieneunblog.com/
http://desesperadamama.blogspot.com.es/
http://bilbopeques.blogspot.com.es/
http://www.pequeocio.com/
http://casascosasydemas.blogspot.com.es/

18 de febrero de 2013

El oso panda músico

(También disponible como audiocuento)






Bombom era un oso panda que vivía en los montes de China, y que disfrutaba un montón comiendo bambú y tocando un pequeño tambor que un tío lejano suyo le había regalado.

Un día, su tambor, de tanto tocar, se rompió. Se hizo un enorme agujero y dejó de sonar. Por eso Bombón estaba triste. En cambio, el resto de los animales del monte estaban contentos, ¡por fin podrían oír los sonidos que habitualmente hay en los montes! Como el piar de los pájaros o el aullido del lobo, en lugar del horrible tambor de Bombom.

Bombon sin embargo ya no era el mismo, casi no corría ni jugaba con ellos, se pasaba el día intentando hacer sonar de nuevo su roto tambor.

No podía seguir así. Estaba claro que había que pensar una idea para que se sintiera de nuevo contento.

Y a sus amigos se les ocurrió inventar un nuevo instrumento para Bombon, pero uno especial que tuviera un sonido dulce. Y con un bambú construyeron una bonita flauta.

¿Y qué pasó? Que cuando Bombom la vio se puso muy contento ¡por fin podía de nuevo hacer sonar un instrumento! Pero claro cuando se lo acercó a su boca, sintió su rico olor a bambú y se la comió. ¡Y de nuevo se quedó sin instrumento!

Ilustración: Ana del Arenal

Lee cuando quieras este cuento infantil sobre un oso panda


11 de febrero de 2013

Mejor jugar juntos


Tina y Leo estaban muy contentos con los regalos que les había hecho una de sus tías: un juego de construcción para Tina y un puzzle para Leo. Se han sentado en su habitación y han empezado a jugar.

Leo ha empezado a montar el puzzle, que mostraba el dibujo de un tren. Ha empezado por la locomotora, después un vagón… pero al cabo de un tiempo no sabía qué pieza poner. Tina se ha dado cuenta y ha empezado a revolver el puzzle para buscar la pieza que encajaba.

- ¡No!, ha gritado Leo. Tú juega con tu juguete, que yo estoy jugando con el mío.

Tina ha protestado un poco antes de volver a sus bloques de construcción. Estaba haciendo una torre de varios colores.

Al cabo de un rato sin encontrar la pieza, Leo ha comenzado a aburrirse. No sabía cómo continuar el puzzle. En cambio, veía que la torre de Tina crecía y crecía… su juego parecía mucho más divertido.

Pero al acercarse a la torre, ha sido Tina la que se ha enfadado. Los mellizos han empezado a gritar y mamá ha llegado. “¿Se puede saber qué está pasando?”, ha preguntado. Cuando le han contado lo ocurrido, enseguida les ha dicho: “No sé por qué os enfadáis, si la solución es muy fácil. Primero hacéis juntos el puzzle de Leo y después construís la torre. ¡Es mucho más divertido jugar juntos!”.

Ilustración: Ana del Arenal


3 de febrero de 2013

El jabalí que siempre llegaba tarde






Había un jabalí muy peludo y regordete que llegaba tarde a todos los sitios: a la escuela, a jugar con sus amigos, al río… y es que sus cortas patas no le ayudaban. Con ellas daba pequeños pasitos con los que avanzaba muy lentamente. Y el tiempo pasaba y él nunca llegaba puntual, aunque lo intentara.

Así que el día de su cumpleaños los amigos le regalaron una bicicleta.  ¡Para que aprendiera a montarla y llegara raudo y veloz a todos los sitios!

El primer día que el jabalí montó en la bicicleta se cayó, el segundo y el tercero también. Y así durante todos los días de la primera semana. Hasta que sus amigos se dieron cuenta de que el problema era que tenía las patas tan cortas que no llegaba a los pedales.

-¿Qué podemos hacer?- le preguntaba preocupado el oso al cervatillo.
-Podemos atarle unos palos a sus cortas patas, para hacerlas más largas y que llegue a los pedales.

Y lo hicieron, y el jabalí aprendió a montar en bicicleta y pedaleaba muy rápido gracias a que llegaba a los pedales con los palos. Pero ahora tenía otro problema. Cuando se bajaba de la bicicleta ¡no podía andar porque los palos atados a sus patas le molestaban!

-¡Qué desastre!

-Le regalamos mejor un patinete- dijo el cervatillo.

Y en el patinete el jabalí ya estaba más contento porque corría bosque arriba bosque abajo empujando con sus cortas patas el patinete. Y además era genial porque podía llevar a sus amigos más pequeños y lentos con él: caracoles, gusanos, hormigas, arañas… ¡Todos subían al patinete del jabalí y llegaban a los sitios tan rápidos como el lince y el avestruz!

Ilustración: Ana del Arenal
Lee cuando quieras este cuento infantil sobre un jabalí