27 de mayo de 2013

El búho con gafas


Había un búho muy dormilón que se pasaba el día dormido y  las noches despierto escuchando cómo el resto de animales roncaban.

Una día, que no conseguía conciliar el sueño cuando el sol ya brillaba y era su hora de dormir, decidió seguir con los ojos bien abiertos para observar cómo era la vida en el bosque durante el día.

¡Cómo corrían los animales! ¡Qué bien se lo pasaban! Ahí iba el cocodrilo, y por allá el caballo, y ¡qué pequeño era el caracol!

-Eh, ¡pequeño caracol!- gritó el búho.

-Caracooool- repitió alzando la voz.

-¿Me llamas a mí?- le respondió un erizo que pasaba por allí.

-Sí, a ti caracol-le respondió el búho.

-¡Si yo soy un erizo! ¡no un caracol!-digo indignado el erizo.

-A ver acércate para que te vea bien. ¡Ay, si pinchas! Pues es verdad, eres un erizo y no un suave caracol.

-Toma, para que no te confundas más- le dijo el erizo mientras le ofrecía unas enormes gafas.

-¿Para qué sirve esto?

-Son unas gafas que se ponen en los ojos para que puedas ver bien todo lo que pasa a tu alrededor.

Y el búho se las puso. Y pudo ver que efectivamente era un erizo con quien estaba hablando, y que el caballo que había visto en realidad era un burro, y el cocodrilo una serpiente cascabel. ¡Madre mía que confusión! ¡Claro como él solo estaba despierto durante la noche no le hacían falta las gafas, había poca cosa para ver en la oscuridad!

Pero durante el día había muchos animales, colores y naturaleza que observar ¡y con esas gafas no se iba a perder nada!  Ahora solo hacía falta aprender a dormir durante la noche y estar despierto durante el día ¡eso sí que iba a ser difícil!

Ilustración: Ana del Arenal
Lee cuando quieras este cuento infantil sobre un búho



20 de mayo de 2013

El color del mar


Esta tarde, mientras jugaban en el parque con su amigo Malick, Tina y Leo han escuchado cómo dos señoras que pasaban por allí han comentado: “¡Qué bien! Los niños blancos y los negros jugando juntos”.

Tina y Leo no han entendido qué querían decir, y al llegar a casa se lo han preguntado a su ama.

           - ¿Por qué nos han dicho eso? Malick no es negro. Como mucho es marrón, como el chocolate. ¡Y nosotros no somos blancos!, ha dicho Tina.
           - La leche sí es blanca, ha continuado Leo. Pero mira mi brazo: no es del mismo color que la leche.
           - Tenéis razón chicos, les ha explicado ama. Lo que ocurre es que, a veces, el color no es lo más importante, no es lo que define las cosas. ¡Y mucho menos a las personas! Ahora lo entenderéis.

Ama ha encendido el ordenador y en la pantalla han aparecido las fotos de las vacaciones de verano en la playa. “Fijaos bien en el mar”, les ha pedido.

Los días de sol el mar se veía azul claro, muy claro, casi verde. Pero durante dos días, Tina y Leo no pudieron ir a la playa porque llovía. En las imágenes, el mar aparecía de un azul mucho más oscuro. “Cambia el color, pero sigue siendo el mar”.

“Como bien habéis dicho, ni vosotros sois blancos, ni Malick es negro”, ha continuado ama. “Todos sois niños de color piel. Malick tiene la piel un poco más oscura, vosotros un poco más clara. Como en el mar, el color puede cambiar. Pero el mar es siempre el mar, y vosotros sois todos niños. ¡Niños muy divertidos a los que les encanta jugar!”

Ilustración: Ana del Arenal

Imprime este cuento

13 de mayo de 2013

La gran idea de la ballena azul






En las aguas de algún océano vivía una ballena azul que tranquilamente nadaba. Era gigante y le gustaba jugar con los peces más pequeños de esas aguas. Pero últimamente estaba algo asustada porque había muchos barcos, balleneros, que iban en busca de ballenas como ella. Así que casi no salía ya a jugar y pasaba las horas pensando ideas para poder ahuyentar a los hombres que venían en esos barcos.
 -Mmmm ¿cuál es el animal al que más miedo tienen los hombres?- preguntó la ballena a sus amigos.

-A mí- le respondió orgulloso el tiburón.

-Pues me voy a disfrazar de tiburón.

Y se puso una aleta de mentiras. Y el truco funcionó porque los hombres se asustaron. 

Pero unos días más tarde se acercaron otros hombres, pescadores de tiburones. Y entonces la ballena cambió de disfraz. Esta vez de delfín. Pero unos días más tarde se acercaron otros hombres, pescadores de delfines. Y entonces la ballena cambió de disfraz, ahora de piraña. Pero unos días más tarde otros hombres pescadores de pirañas se acercaron... y la ballena azul ya estaba tan agotada de disfrazarse para huir de los hombres pescadores que pensó en una idea mejor. Puso un enorme cartel a la entrada del océano que decía "Peligro. Hay pescadores de hombres". 

Y así los hombres asustados por si alguien les pescaba ya no se acercaron, ¡y todos los peces del océano pudieron jugar tranquilamente!


Ilustración: Ana del Arenal



6 de mayo de 2013

¡Feliz cumpleaños, Tina y Leo!


Hoy es un día muy especial, ¡es el cumpleaños de Tina y Leo! Los mellizos, un poco nerviosos, no han podido dormir la siesta y han ayudado a papá y mamá con los preparativos para la fiesta. Han colocado globos de colores por toda la casa, han colocado la merienda sobre la mesa… han estado muy ocupados hasta dejarlo todo listo.

No han tardado demasiado en llegar los invitados: la abuelita, la tía Marta y el tío Luis con Pablo, su primito pequeño, y David y Nicolás, los niños que viven en la casa de al lado.

Los niños han salido un rato a jugar al jardín. Cuando mamá y papá les han llamado para merendar, uno de los sillones del salón estaba lleno de regalos.

          - ¡Cuántos paquetes!, ha exclamado Tina muy contenta
          - Son los regalos que os han traído para celebrar vuestro cumpleaños.

Mientras Tina y Leo abrían los regalos, muy emocionados, David y Nicolás les miraban desde una esquina. Leo se ha dado cuenta de que se aburrían un poco y les ha dicho: “¿Por qué no nos ayudáis a abrir los regalos?”.

          - ¡Vaya!, ha comentado entonces mamá, ¡Es una idea buenísima Leo! Las cosas buenas, compartidas con los amigos, son aún mejores!

Todos muy contentos, se han puesto a merendar. Después, mamá y papá han traído una enorme tarta de chocolate con las velas encendidas. Han cantado “cumpleaños feliz”, han soplado las velas y han comido un buen trozo de tarta.

Y con las barrigas bien llenas… ¡se han puesto a jugar con todos sus nuevos juguetes!

Ilustración: Ana del Arenal

Imprime este cuento

One lovely blog award

Qué ilusión nos hizo ver que Beatriz, de http://bmusikgarten.blogspot.com.es, nos había elegido para el One lovely blog award! Así que cumplimos encantadas con las exigencias del premio:

1.- Nombrar y agradecer el premio a la persona/blog que te lo concedió, además de hacerte seguidor de su blog. Desde luego, damos las gracias a Beatriz tanto por el premio como por la posibilidad de conocer otros blogs, entre ellos el suyo, que nos ha parecido de lo más original por su formato y por sus contenidos. ¡Ya hemos tomado nota de varias ideas que propone!

2.- Responder a las 11 preguntas que te hace.

1. ¿En qué te inspiras para tus posts?
http://www.elbauldeloscuentos.es/ lo hacemos tres mamás, basándonos en las historias que inventamos para nuestros hijos. Nos pareció que era una bonita idea compartir estos cuentos con otras personas y, hace aproximadamente un año, lanzamos el blog. Desde entonces, todos los lunes, hemos publicado un nuevo cuento en el baúl.

2. ¿Cuánto tiempo tardas en hacer un post de tu blog?
Es difícil calcular el tiempo… Laura y Ainhoa escriben las historias que después ilustra Ana. ¡Es un trabajo en equipo!

3. ¿Qué te aporta tu blog?
Nos ha permitido lanzarnos a la blogosfera, que es un mundo que no conocíamos ¡y que nos ha enganchado!

4. ¿Qué te gusta y no te gusta de tu blog?
Nos gusta que sea una vía para compartir esos cuentos que de otra manera no hubiesen salido de nuestras casas. Y no nos gusta que sólo podamos publicar un cuento a la semana… pero el día sólo tiene 24 horas y por ahora no llegamos a más.

5. ¿Por qué crees que hay tantos blogs de padres como los nuestros?
Porque la maternidad/paternidad es una experiencia mágica que todos queremos compartir. Antes, los padres no parábamos de hablar de las cosas que nos sucedían con nuestra familia, amigos, con los otros padres del parque… ahora, gracias a Internet, se puede ir mucho más allá. Y resulta enriquecedor.

6. ¿Qué crees que debería cambiar en la educación de los niños?
Me temo que no nos vamos a atrever a entrar ahí… Cada uno lo hace lo mejor que puede y todos tenemos nuestra particular visión de la educación.

7. ¿Cuál es tu libro favorito?
Las tres coincidimos en que somos incapaces de elegir un solo libro…

8. Y ¿tu película favorita?
Venga, vamos a intentar elegir una sola...:
Laura: Me quedo con La vida es bella.
 Ana: Una de las que más me ha hecho reír ha sido La cena de los idiotas.
 Ainhoa: La mejor no sé, la última fue ayer, Intocable. ¡Muy recomendable!

9. Dime un lugar donde nunca has estado y te gustaría ir.
Laura: Japón.
Ana: Budapest.
Ainhoa: Perú.

10. ¿A qué te gustaba jugar más cuando eras niñ@?
Laura: pasaba horas haciendo puzzles.
Ana: pintar, pintar y pintar.
Ainhoa: yo era muy de muñecas.

3.- Elegir 11 blogs a los que entregar el One lovely blog award y dejarles un comentario.
http://quiquilo.wordpress.com/
http://www.unacasaenelarbol.com/
http://www.lagallinapintadita.com/
http://yanethpoints.blogspot.com.es/